1887-2017 Hacia los 130 años de Merz

Buena parte de estos textos están sacados de la fabulosa biografía de  Kurt Merz Schwitters – Biographical Study de Gwendolen Webster editado en Cardiff,  por  University of Walles Press, 1997

El crítico de arte Christof Spengemann, amigo intimo de Schwitters desde las época de Sturm en 1918, fue detenido  y encarcelado por la Gestapo en 1936 por participar en una manifestación del SPD, al que Schwitters también estaba afiliado. Fue el detonante de la preparación de su exilio unos meses más tarde. Después de las navidades de 1945 se enteró que su viejo y preciado amigo estaba vivo y bien. Otros también contactaron con Kurt, Raoul Hausmann, Hans Richter, Walter Gropius, Hannah Höch y muchos más. En una de las cartas que escribió a Spengemann le cuenta la anécdota del cisne y el reloj.
En mayo de 1946 vino un Rolls Royce con chófer a buscar a Schwitters, tenia un encargo en Grasmere para pintar un retrato de la Señora Horner, le pagaría la exorbitante suma de treinta Guineas (más o menos treinta libras, pero para comprar arte o caballos se usaban las Guineas).
Pero todo fueron dificultades, la Señora Horner se negó a pagar por anticipado y las sesiones se interrumpían con pausas y retrasos constantes. En una de esas pausas Schwitters tomo un picnic cerca del lago y allí un cisne se tragó su reloj de plata. Informó al ayuntamiento y la policía para que detuvieran al cisne, pero los cisnes están por encima de la ley, son propiedad de la Corona de Inglaterra. La noticia corrió como la pólvora, incluso salió publicada en la prensa. Alguien vio un cisne muerto y Schwitters insistió que se le hiciera la autopsia. El reloj nunca apareció. El Doctor Johnston le regaló un reloj nuevo. El cuadro de la Señora Horner nunca se finalizó.


Schwitters con su novia Edith Thomas (él  la llamaba Wantee - ¿quieres te?), en junio de 1945 abandonaron Londres y se fueron a vivir al Distrito de los Lagos, a Ambleside.  Aunque seguía haciendo collages Merz, que no interesaban a nadie, pintaba paisajes y los intentaba vender en la atracción turística de Ambleside, el Bridge House, se sentaba en los escalones varias horas al día ofreciendo sus obras a los transeúntes.
La artista alemana Hilde Goldschmidt, expresionista de origen judío , que había sido alumna de  Oskar Kokoschka  en la escuela de Arte de Dresde, había emigrado primero a Austria y después a Inglaterra, vivía Little Langdale con su madre, cerca de Ambleside . Un día vio uno de sus cuadros en el muro de la casa, no podía creer que estos cuadros fueran del famoso Kurt Schwitters. Se presentó a él y lo invitó a su casa. Al día siguiente Schwitters visitó a Hilde. Ella le mostró sus obras abstractas que había escondido debajo de la cama, los ingleses no entendían sus pinturas expresionistas, se ganaba la vida haciendo guantes y zapatillas y algún retrato que otro, el precio, explicó, dependía de si pintaba sólo, la cabeza o la parte superior del cuerpo (con cinco guineas adicionales para las manos) . Schwitters se puso tan contento de recordar viejos tiempos en Alemania que incluso recitó la Ursonate para Hilde y su madre, al menos ellas lo entendían.

Londres, 1943. Kurt Schwitters hacía más de un año que había salido del Campo de Internamiento  y no tenia ingresos de ningún tipo, solicitó un trabajo en la BBC, pero le rechazaron cortésmente, solicitó en los almacenes  Selfridges que lo emplearan como escaparatista (la primera profesión de su padre) pero fue rechazado. Igualmente desalentadores fueron casi todos los intentos de obtener la aceptación del establishment de arte británico en Londres. Tenía una amistad prometedora con Barbara Hepworth y Ben Nicholson (primer plano a la izquierda) se truncó después de que Nicholson dijera de  Schwitters que era  “an ass and a bore” (aunque le había impresionado la obra Merz de Schwitters, suficiente para hacer  su propio collage  " bus ticket'  en 1942, que sostiene  en la mano). Cuando Kurt pidió una entrevista con Kenneth Clark director de la National Gallery (de pie detrás de las chicas) , se le negó la posibilidad incluso de entrevistarse con él.  Herido por el rechazo, se sentó en una tumbona de  hyde park y (primer plano a la derecha) meditó melancólicamente:
“ Me sentía triste por la desesperanza de mi situación y esta tumbona parecía tan impotente como yo. La vida es triste. ¿Por qué el director de la National Gallery se negó a verme? No sabe que pertenezco a la vanguardia del arte. Esa es mi tragedia ... Pero no sólo es malo estar en una situación como esta. Siento las fuerzas creciendo en mí mismo. No tengo miedo de pedirle a la gente algo. Sé que no tienen miedo de decir que no. Y así le pregunté a un hombre que estaba pasando (a la derecha de Schwitters) si tenía un lápiz para escribir esto. Quería darme un penique, pero dije que no podía escribir con un penique. Entonces comprendió y me dio un maravilloso lápiz rojo llamado Royal Sovereign ... La vida en los parques es más interesante que en las casas de ciudadanos bien situados y satisfechos."


Agosto de 1944, reunión del Pen Club en Londres en el Instituto Francés.
Con motivo del tricentenario de la publicación Areopagitica; A speech of Mr. John Milton for the Liberty of Unlicenc’d Printing, to the Parlament of England (Areopagítica: Un discurso del Sr. John Milton al Parlamento de Inglaterra sobre la libertad de impresión sin censura) se reunió el Pen Club en plena guerra, Schwitters participó en esta reunión. La misma mañana había sido bombardeada esa zona y Schwitters camino del Instituto Francés había recogido entre las ruinas un trozo de tubería para hacer una de sus pequeñas esculturas. Mientras Edward Morgan Forster (el quinto por la derecha) leía su discurso, Schwitters doblaba y manipulaba la tubería, algunos pensaron que era un fontanero que se había perdido. Allí encontró a la fotógrafa Lucia Moholy (detrás a la izquierda), esposa de László Moholy-Nagy (que estaba en Estados Unidos desde 1937), a pesar de su vieja amistad, estaban tan descolocados que no supieron que decirse. Pero en esta reunión encontró el que seria su amigo en los próximos años, el cineasta polaco Stefan Themerson (en la mesa, el tercero por la izquierda), en 1958 publicó el libro Kurt Schwitters in England: 1940 – 1948.
Schwitters cuando regresó a Barnes escribió a su amigo László Moholy-Nagy, que estaba sondeando a las autoridades norteamericanas para que le dieran un visado a Schwitters. Pero tuvo que esperar hasta el 7 de enero de 1948, la víspera de su muerte, para tener un pasaporte británico.


El 5 y 7 de marzo de 1947, Edouard Léon Théodore Mesens (E. L. T. Mesens), director de la London Gallery, que adoraba a Schwitters, organizó en la galeria dos veladas Merz, en las que Schwitters recitó una versión del Anna Blume en inglés,  Eve Blossom, y la Ursonate. Invitó a dos productores de la BBC para que realizaran una grabación. Entre las dos veladas solo asistieron veinticinco personas y los señores de la BBC abandonaron la grabación y la galería a mitad del recital.

Mesens describía así aquellas noches: “"¡No exagero si digo que había una falta total de interés! ... Schwitters recitó con toda su magia y después fue encantador, nunca dejándose desanimar..”. Schwitters regresó al día siguiente al Distrito de los Lagos a hacer de campesino. Diez meses después fallecía.
Una lástima por que la única grabación que hay de la Ursonate recitada por el propio Schwitters es un fragmento grabado en Francfort el 5 de mayo de 1932 de poco más de un minuto.

En la imagen aparte de dos personas de público y los técnicos de la BBC, vemos a Schwitters sentado en el centro decepcionado y a E. L. T. Mesens al fondo a la derecha sosteniendo el cuadro  Clairvoyance pintado por René Magritte en 1937, y a la izquierda otro retrato de Mesens pintado también por Magritte en 1930.

Grabación de 1932 para descargar directamente mp3 
o acceder a partir de http://www.merzmail.net/110.htm


8 de junio de 1940, Kurt Schwitters a punto de embarcar rumbo a Escocia, con dos ratones blancos y una maleta en el puerto de Tromsø en el norte de Noruega (los nazis invadieron Noruega en abril). Al fondo el rompehielos Fridtjof Nansen. Le acompañaron en este viaje, su hijo Ernst, su nuera noruega Esther, unos veinticinco refugiados antinazis alemanes, el Canciller de Noruega Halvdan Koht (al fondo a izquierda) y el General Carl Gustav Fleischer, que discute con el Canciller. El Fridtjof Nansen llegó a Tórshavn en las Islas Feroe el 13 de junio y salió tres días más tarde hacia Escocia acompañado por buques de guerra noruegos y un destructor británico.
El resto del viaje de Schwitters con su hijo hasta Hutchinson Camp en la Isla de Man (a Esther la dejaron libre), sigue en http://www.merzmail.net/man.htm


Kurt Schwitters en el estudio improvisado en la casa 19 de Hutchinson Camp (Isla de Man) en 1940. Está dándole unos toques a un retrato de Fred Uhlman, en la pared de la izquierda retrato de Rudolf Olden y debajo el historiador  Klaus Hinrichen, que fue quien organizó la exposición de arte en el Campo, también vemos varios collages Merz, unas patas de silla y esculturas que elaboraba en ese momento con gachas de avena.
Visitar “La guerra y la reclusión” de Fred Uhlman, un capitulo de su estancia en Hutchinson Camp.

Jack Bilbo (Hugo Cyrill Kulp Baruch), también estuvo internado en la Isla de Man en 1940, pero en el Campo de Onchan. Salió antes que Schwitters y en 1941 en un Londres bombardeado en plena guerra abrió la Galería de Arte Moderno. En enero de 1944 Schwitters participa en una exposición colectiva en esta galería y el 4 de diciembre de 1944 se inauguraba en la Modern Art Gallery la exposición “Painting and Sculpture by Kurt Schwitters” (The Founder of Dadaism and Merz). En la imagen vemos a Jack Bilbo, Kurt Schwitters y Herbert Read, el crítico de arte más influyente en esta época, que escribió la introducción al catálogo. Esta fue la primera y ultima exposición individual de Schwitters en vida en Inglaterra.
Ver el artículo JACK BILBO & KURT SCHWITTERS, La Isla de Man y la Modern Art Gallery en http://www.merzmail.net/jackbilbo.htm


Schwitters posa delante de su pintura “Retrato de Rudolf Olden” en la Segunda Exposición en Hutchinson Camp (campo de internamiento de ciudadanos alemanes y austriacos  durante la 2ª Guerra Mundial) en Douglas, Isla de Man, Inglaterra, 19 de noviembre 1940 

Campo de Internamiento Hutchinson, Douglas, Isla de Man, 1940
Kurt Schwitters realizó sus primeros recitales en el Café de los Artistas que organizaba Fred Uhlman. El café estaba montado en el lavadero, mientras algunos internos colgaban su ropa interior para “molestar” a los “clientes”. 
En el café se podía encontrar casi todos los días a Schwitters charlando con Hellmuth Weissenborn, ilustrador y grabador, allí Schwitters estaba en su salsa contando anécdotas de sus veladas Merz en Holanda y Praga y sus viajes por Noruega. Recitó sus poemas que se sabía de memoria, tenía un público entusiasta para su Anna Blume, el poema para un tartamudo o el poema Silence (su primer poema en inglés), haciendo movimientos circulares con una taza y su platillo no dejaba de decir Silence, Silence cada vez más fuerte y de repente gritaba SILENCE y tiraba la taza y el platillo al suelo gritando SILENCE SILENCE; fue una acción catártica para aquellos internos que son tratados como enemigos. La velada concluía con la Ursonate que se convirtió en un saludo tribal. Al día siguiente los internos cuando se encontraban, unos decían Lanke trr gll pii pii pii pii y los otros respondían ooka, ooka, ooka.
Aquí lo vemos entre los internos mientras pasan lista



En los últimos años de la vida de Schwitters en Lakeland (Distrito de los Lagos), en el noroeste de Inglaterra, estaba muy enfermo y era terriblemente pobre, se presentó a un concurso de pintura de flores y ganó el primero, segundo y tercer premio, los pintores locales se cabrearon mucho pues lo consideraban un pintor profesional y creían injusto que se llevara todo el dinero que correspondía a los pintores aficionados. Alguno de estos cuadros están ahora en el  Armitt Museum de Ambleside. 
Ambleside, 1947


Así suponemos que sería el carnet nº 1 del Club de Fans de Anna Blume, elaborado por Kurk Schwitters en Hutchinson Camp en la Isla de Man en 1940

SOUVENIR

souvenir from Barcelona, Independance day (y 10)


souvenir from Barcelona, Mobile World Congress at the Tibidabo (9)


souvenir from Barcelona, Barcelona Shopping, ‘Las Arenas’ Bullfighting Ring (8)


souvenir from Barcelona, Passeig de Sant Joan, Arc de Triomf (Authentic Chisese restaurants and comic shops) (7)


souvenir from Barcelona, Sónar, International Festival of Advanced Music and New Media Art (6)



souvenir from Barcelona, la Rambla, la Boqueria market (5)


souvenir from Barcelona, Sagrada Família (4)


souvenir from Barcelona, zoo (3)


souvenir from Barcelona, beach (2)



souvenir from Barcelona, cerveza, beer (1)



+DADA

Entartete Kunst (Arte Degenerado) 
Rincón Dada (Sala 3, pared sur), Instituto de Arqueología del Hofgarten, Múnich 18 de julio de 1937
Obras de izquierda a derecha: “Das Paar” de Ernst Ludwig Kirchner, “Der Abenteurer” de George Grosz, “Schwangere” de Christoph Voll, el mural está copiado del cuadro de Wassily Kandinsky; “Der Schwarzer Fleck”, seguramente sacado de una reproducción. A la izquierda el cuadro de Kurt Schwitters “Merzbild” y al lado de este, “Ringbild”, y debajo el cuadro de Klee “Sumpflegende”, la portada de Der Dada nº 2 y Dada nº 3 de Raoul Hausmann. En la parte superior una frase de George Grosz “Tomad en serio a Dada, vale la pena”. En la pared de la derecha en la parte superior un cuadro de Kandinsky “Zweierlei Rot” y debajo de este el cuadro “Telltow” de Lyonel Feininger. En el suelo “Das Figur” de Rudolf Haizmann, en la esquina; “Das Ich” de Oswald Herzog y “Tanzerin” de Margarethe Moll.
Dadá vino al mundo durante la Gran Guerra para quedarse, el microbio virgen que se extendía por toda Europa sufrió un duro revés poco antes de la Segunda Guerra con la humillante exposición Entartete Kunst. 
El arte más interesante producido en el primer tercio del siglo XX que estaba en los museos y galerías de Alemania se mostraba ahora con escarnio, colgado de cualquier manera en las arcadas del Instituto Arqueológico de Múnich desde el 19 de julio hasta finales de noviembre. Aunque es cierto, que nunca tuvo tanto público, dos millones de personas, frente a unos pocos miles que visitaron la otra exposición simultanea, la Primera Exposición de Arte Alemán, que se celebró en la recién inaugurada Casa del Arte Alemán.
La prisión, la muerte y el exilio dispersaron a toda una generación pero no podríamos entender el arte de la segunda mitad del siglo XX y el siglo XXI sin Dadá. Las palabras que Tzara dedicó a Schwitters cuando murió en Inglaterra, se podrían aplicar a él mismo y buena parte de las mujeres y hombres infectados por este microbio virgen. “[Schwitters] Es uno de los que han cortado a la palabra arte la aureolada mayúscula A y han vuelto a colocar esa palabra en el nivel de las manifestaciones humanas”.
¡¡Arriba diletantes!!
Todo lo que querías saber sobre el cuadro Merzbil de Schwitters y no te atreves a preguntar está aquí: http://www.merzmail.net/merzbild.htm


Berlín, 28 de marzo de 1934.
Exposición de futurismo italiano de pinturas de aviones.
Kurt Schwitters se encontraba en Berlín visitando a Moholy-Nagy. El legendario futurista F.T. Marinetti también estaba en la ciudad. Schwitters y Moholy estaban invitados a la exposición y un banquete en honor de Marinetti. Moholy no quería ir, como extranjero corria el riesgo de ser detenido, pero acompañó a Schwitters por amistad. Allí encontraron a un viejo conocido de Schwitters, actor y colaborador de la revista Sturm, Rudolf Blümner, había publicado el poema fonético Ango Laïna en Sturm en 1921. Blümner había escrito una introducción al catálogo de la exposición. La fiesta estaba llena de gerifaltes nazis, nuestros visitantes se limitaron a beber y pasaron de los anfitriones.
Los nazis, recién instaurados en el poder, estaban divididos respecto a algunos movimientos artísticos, en la Noche de los cuchillos largos, 30 de junio, quedó desmantelado el núcleo de nazis afines al expresionismo, y en el Día del Partido, en Núremberg a principios de septiembre, Hitler atacó por igual a los “cubistas, futuristas y dadaístas”. 
A Blümner lo dejaron sin trabajo porque su mujer era judía. Moholy-Nagy huyo después de la exposición a Amsterdam, camino de Londres y Chicago. Schwitters aguantó hasta 1936, poco antes de que lo fueran a arrestar. No regresó jamás. Sus obras formaron parte de la exposición Entartete Kunst (Arte degenerado) de 1937.
De izquierda a derecha; Kurt Schwitters, F.T. Marinetti, Rudolf Blümner y Moholy-Nagy, que no quiere salir en la foto

El Cuadrado, que gran invento.
Cuando preparaban el libro “Los Ismos del arte 1914-1924”, Arp y  Lissitzky llegaron a enemistarse, porque Arp insistía que él y Sophie Taeuber habían inventado el cuadrado en en Zurich en 1915. Realmente los primeros cuadrados los había “inventado” Kazimir Malévich en 1913 con sus pinturas cubo-futuristas y entre 1914-1915 con el Cuadrado negro sobre fondo blanco. Aquí vemos algunos cuadros de cuadrado y sus autores, que han venido a rendir pleitesía a Malévich. Lissitzky ha venido con su familia  de campesino, porque para su mentor, Malévich, entre el mundo obrero y el del campesino, su elección es categórica: “Siempre he envidiado a los pequeños campesinos, que vivían en plena libertad, en medio de la naturaleza, llevaban a pacer los caballos, dormían al raso…”
Los cuadros de izquierda a derecha son de: Arp (que sale reproducido en el libro de los Ismos y fechado en 1915), Klee, Mondrian, Albers, Malévich, Lissitzky y Doesburg.
Personajes: Theo y Nelly van Doesburg, Sophie Taeuber y Hans Arp,  Sophie Lissitzky-Küppers, Jen y El Lissitzky, de pie Piet Mondrian y sentado Paul Klee a su lado Josef Albers y de pie a la derecha Kazimir Malévich.
El libro los Ismos del arte 1914-1924, se puede descargar en PDF aquí (63.58 Mb)


Kurt Schwitters en el Café Les Deux Magots, Paris, abril 1927
Schwitters interpretó la Ursonate en la Galería Le Sacre du Printemps, en algún momento hizo una pequeña actuación en el Café Les Deux Magots para el grupo Dada de París, causó una gran sensación rompiendo un plato, y tras una frenética ovación, exclamó contrito: “¡Es un obligato”!, ¡Está en el guion!. El público pidió un bis y Schwitters rompió otro y otro, hasta seis más. Tzara tuvo que pagar literalmente los platos rotos. 
En esa época Nelly y Theo van Doesburg estaban en París, los vemos en la parte izquierda de la foto, junto a Schwitters. En la mesa del fondo Philippe Soupaul y Andre Breton, detrás a lo lejos Jean Cocteau , un grupo de mujeres, en medio Michel Seuphor, Enrico Pranpolini y Paul Dermée, que publicaron la Ursonate de Schwitters en su revista Documents internationaux de l'Esprit nouveau nº 1., le sigue una admiradora y a la derecha Tristan Tzara, que tendrá que pagar los platos rotos.


Previo a la Dada Soirée en La Haya, 10 de enero de 1923.
Muñeco articulado, Vilmos Huszár y Kurt Schwitters en el escenario. En la platea Theo van Doesburg.
Invitado por Doesburg, Schwitters se animó a hacer una gira por Holanda. La primera actuación fue en La Haya, le siguieron Utrech y otras ciudades para finalizar en Amsterdam. Doesburg pronunciaba una conferencia sobre Dada, Schwitters entre otras cosas, como ladrar desde la platea, recitó sus poemas fonéticos y de un tirón el poema a Anna Blume en alemán, francés e inglés, estos recitales multilingües contaban con el acompañamiento de un muñeco articulado que manejaba Huszár.

Erwin Blumenfeld y Paul Citroen, autorretratos Dada. 
Célula Dada Chaplinista de Amsterdam.
Citroen escribió en el Almanaque Dada que en su país, Holanda, (aunque ambos eran originarios de Berlín), era el menos receptivo del mundo a Dada, y que los pocos dadaístas locales tenían que consolarse comiendo queso y viendo películas de Chaplin.
En la pared collages de Blumenfeld a la izquierda y los tres del centro y derecha de Citroen.


Café des Westens, Berlín, 1905. “Los modernos” en su mesa habitual. Emmy Hennings en el centro, en la mesa de la derecha Else Lasker-Schüler y Herwarth Walden.
Imagen del Berliner Tageblatt und Handels-Zeitung. Núm. 41 de 21 de mayo 1905.
EMMY HENNINGS
Artículo de Julio Alvarez del Vayo, La Alemania Emigrada, publicado en la revista España, 21 marzo de 1918 (nº 154, pág. 12)
No es alemana; en la biografía del número extraordinario y divertido editado por el «Cabaret Voltaire», después de dar la nacionalidad de los literatos que a él contribuían, al llegar a Emmy Hennings decía «sin patria». No obstante, se sabe de dónde viene: es danesa de origen. Pero seria más justo afirmar que nació en el Café des Westens.
Fue el «Cafe des Westens», en Berlín, y si bien menos que antes lo sigue siendo hoy, centro de reunión de la juventud bohemia y artística alemana. Se recordará que hace unos años entró en Alemania el furor por lo exótico y desordenado.
La raza, fatigada de forjar sobre el yunque duro de la colaboración anónima la maquinaria del Imperio, y satisfecha de su obra, quiso gozar de los placeres terrenales y se dio al lujo y a la frivolidad. Los más inquietos fueron a París y al regresar a Alemania implantaron allí, aunque con algún retraso, la decadencia.
Y así devino el «Café des Westens», templo de las muchachas que aspiraban a que sus perversidades fuesen cantadas por un segundo Baudelaire teutón, y de los poetas jóvenes, que buscaban en el homosexualismo y en la morfina una patente de refinamiento* que les despojase de sus plumajes bárbaros.
En ese café entró un día Emmy Hennings. Era más fuerte que aquel ambiente porque en su alma sencilla no había afectación. Llevaba el cabello rubio, recortado a la manera de paje; sus ojos brillaban ya entonces como hoy.
Venía de otro campo distinto. Artista en pequeños cabarets de provincia, muchacha alegre cuyo infantilismo primitivo y casi «terno apenas si había sufrido en las correrías livianas por las ciudades industriales, trajo a aquel café una fuerza de vida inusitada. Pronto asimiló las inquietudes literarias. Hizo versos, y su «Letzte Frende> —«La última alegría»— contiene poesías de acertada emoción lírica. 
Al principio costaba trabajo arrancarla del café. Escuchaba horas y horas a ratos impresionada, a ratos burlona a aquellos pseudogenios. Noches hubo que resistió la hora del cierre, pernoctando acurrucada, menuda, sobre cualquier mesa de billar. Quiso vivir todas las vidas. Servía de «médium» en los centros espiritistas, cantaba por los cabarets o hacia cine, escribía, era modelo, dibujaba, ideaba muñecas grotescas celebradas hoy por algunos críticos de arte, vendió violetas a las puertas de los teatros, se dio a todo y a todos en ejemplar desinteresada camaradería y terminó en la cárcel. Hoy pasea por Suiza su figura adolescente insensible a la edad. Canta por los cabarets «liedern» revolucionarios. Es uno de le s tipos más humanos de la Alemania emigrada; y de entre todos los que hablan de la necesidad de recurrir en Alemania a la violencia, la única acaso capaz de todo. Va a publicar ahora su «Libro de prisión», cuyas anticipaciones en «Die Akion» y otras revistas literarias hacen esperar una obra excepcionalmente fuerte. Dada a veces por buen humor a la extravagancia ha sido la principal propulsora de un movimiento de literatura desarticulada y de pintura abstracta, simbolizado en la Galería Dada. Contribuyó también a la fundación del cabaret Voltaire. Un escritor alemán, Guttmann, después de decirnos de Emmy que «tiene cuatro años y que es traviesa y alocada», nos asegura «que un día asaltará el Parlamento»...
Nota: a pesar de lo que diga el artículo: Emmy Hennings (Emma Maria Ball-Hennings) nació en Flensburg;

Walter Conrad Arensberg y su esposa Louise Stevens Arensberg visitan la casa de Frederick C. Torrey en California para ver de cerca el Nu descendant un escalier de Duchamp.
Torrey compró la pintura durante la exposición en Armory Show en Nueva York a Walter Pach, uno de los organizadores de la muestra en 1913.
En 1919 Torrey le vendió el cuadro a los Arensberg a través de Pach.

Lucas Cranach el Viejo pinta Adam und Eva, Marcel Duchamp y Bronia Pelmutter hacen de modelos. Picabia lo organiza todo. La foto es de Man Ray.

Hans Richter con su colección de Ruedas dentadas Dadá, 1923
Hannah Höch; Corte con cuchillo de cocina a través de la barriga cervecera de la República de Weimar,1919 . Theo van Doesburg : Revista Mecano número Rojo, 1922 . Raoul Hausmann, Elasticum, 1920. Debajo: Man Ray ; Dancer- Danger , 1920. Debajo de izquierda a derecha de Francis Picabia: Le Fiance 1916-1918 y Machine tournez 1916-1918 y en el rincón casi oculta de Marcel Duchamp: Broyeuse de chocolat, 1913

Zurich, 1 de febrero de 1916. Emmy Hennings y Hugo Ball ponen el cartel de Marcel Słodki del Café de Artistas Voltaire en la Spiegelgasse número 14 de Zurich pocos días antes de la inauguración. Lenin se asoma a la ventana

1921 Atelier de Hans Richter en Berlín.
A principios de 1921, en el estudio de Richter se reunía un grupo comprometido con el constructivismo; lo formaban, entre otros, de izquierda a derecha: Natan Altmann, Alfred Kemény, Naum Gabo, su hermano Antoine Pevsner, Lissitzky, al fondo Cornelis van Esteren, Willi Baumeister, detrás Viking Eggeling y László Péri. Sentado con un puro en la mano Mies van der Rohe, detrás Hans Harp que estaba de visita y al fondo Moholy-Nagy. Sentados Werner Graeff y Hans Richter y de pie detrás Van Doesburg.


Cuando Theo van Doesburg llegó en 1921 a Weimar, la sede de la Bauhaus, se quedó totalmente sorprendido, la Bauhaus estaba “enferma”, afectada por la fiebre de Mazdaznan, una secta derivada del zoroastrismo y representada por el pintor suizo Johannes Itten que enseñaba en los cursos preliminares los fundamentos y características de los materiales, el color y la forma. Cabezas afeitadas, túnicas rojas e irrigación del colon. A Lissitzky también le resultó desconcertante: “Antes, en Rusia marcaban a los criminales con un diamante (un rombo) en la espalda y los deportaban a Siberia. También les afeitaban media cabeza. Aquí en Weimar, la Bauhaus estampa su sello – el cuadrado rojo – en todo, delante y detrás. Creo que también se afeitan la cabeza”.
Frente a la extraña mezcla de esoterismo y enseñanza progresista, van Doesburg montó un estudio justo enfrente y reclutó estudiantes de la Bauhaus para seminarios y talleres.
Itten dimitió en 1923
En la imagen: El Lissitzky hace una foto al fotógrafo, Johannes Itten y Theo van Doesburg: Al fondo : Esfera de color de Itten, imagen de Dr. Otoman Zar-Adusht Ha'nish, el fundador  de Mazdaznan y una imagen de ejercicios en la clase de Itten.


Marc Chagall recordaba años más tarde, que cuando llegó a Berlín en el verano de 1922, nunca había visto tantos rabinos y constructivistas juntos.
Tras la revolución rusa se abolieron las leyes anti judías, Chagall fundó en 1919 la Escuela de Arte de Vítebsk en Bielorrusia, El Lissitzky también fue profesor ese mismo año, ambos eran judíos. En 1921 El Lissitzky viajó a Berlin, casi como un embajador de la nueva cultura soviética, contactó con los dadaístas berlineses y colaboró muy estrechamente con Kurt Schwitters en Hannover. Chagall tuvo que marcharse de Rusia por desavenencias con el régimen y sobre todo con Malevich.
En la imagen coinciden en la exposición futurista 0-10.
De izquierda a derecha: al fondo dos rabinos, sentado; David Sterenberg, a su derecha: D. Marianov, Antoine Pevsner (detrás), Nathan Altmann, Naum Gabo, dos rabinos más al fondo, El Lissitzky y Marc Chagall.


Elsa von Freytag-Loringhoven en el Greenwich Village de New York, 1917
En la mano izquierda no lleva la Fountain de Duchamp, por que la pieza de Duchamp era recién comprada, limpia y nueva. Y Elsa lo recogía todo de la basura, habría presentado un urinario viejo, usado y sucio, y posiblemente en un pedestal de madera


1919-1920 Grupo Dada de Colonia
Formado principalmente por Max Ernst y Johannes Baargeld, tuvieron algunos compañeros de viaje en el primer momento.
De izquierda a derecha: Max Ernst que sostiene en la mano un ejemplar de Die Schammade, al fondo Heinrich Hoerle pinta un retrato de su esposa Angelika (ambos editores de Der Ventilator que está encima de la mesa. Abandonaron el grupo Dada y crearon el grupo Stupid). Sentado el pintor Otto Freundlich. De pie y detrás,  Johannes Baargeld, y a la derecha al fondo Hans Arp que llegó a Colonia en febrero de 1920.


Visita a la Merzbau de Schwitters, Hannover, 1922
De Izquierda a derecha: El Lissitzky, Theo van Doesburg, Hans Arp, Nelly van Doesburg, Ernst, Helma y  Kurt Schwitters


17 de diciembre de 1920 exposición de Picabia en la Galerie Povolozky
Picabia invitó al “todo París”, vinieron tanto los amigos como los enemigos. En el programa: música con la Jazz-Band Parisien de Jean Cocteau, Georges Ribemont-Dessaignes dará una conferencia sobre arte y Tristan Tzara leerá (lo vemos encima de una mesa) el Manifiesto sobre el amor débil y el amor amargo, en que está incluido el texto “Como hacer un poema dadaísta”. Habrá Whisky, te y agua.
En la imagen vemos al fondo a la izquierda a Darius Milhaud y Jean Cocteau, detrás de ellos Tzara. En la foto de grupo, en primer término a la izquierda; André Germain,y de izquierda a derecha en la última fila: Pablo Picasso, Marie Laurencin, Georges Ribemont-Dessaignes, Stephen Vincent Benét y Raymond Duncan. Fila del medio: Francis Picabia, André Breton, Max Morise y  Louis Aragon, y en la fila inferior, la novia de Breton; Simone Kahn y Roland y Colette Tual.


Festival Dada en el Théâtre de l'Œuvre el 27 de marzo de 1920, Paris.
Izquierda: Lienzo de Picabia con un mono disecado enganchado; Retrato de Cézanne, Retrato de Rembrant, Retrato de Renoir. Centro: André Breton de hombre-anuncio  leyendo el Manifiesto Canibal de Picabia. Derecha: Georges Ribemont-Dessaignes toca notas al azar en un piano, ocultos tras en piano, Tzara y Picabia.


Improbable exposición Dada en Nueva York, 1917.
De izquierda a derecha: Elsa von Freytag-Loringhoven (con la pieza God encima de la mesa de la izquierda al fondo y Limbswish en primer plano a la derecha de la imagen).  Man Ray  (Involute, collage en la pared izquierda y Boardwalk, ensamblaje pared derecha). Jane Heap, coeditora de The Little Review. Marcel Duchamp (Fountain en la mesa de la derecha)


Schwitters recitando la Ursonate en  la casa de la señora Kiepenheuer, en Postdam, 1925
Hans Richter cuenta que en la la casa de la señora Kiepenheuer se había invitado a la “gente bien”; generales retirados, figurones del antiguo imperio prusiano y señoras de la alta sociedad. La consternación fue total al oír los primeros tiempos de la sonata, pero el respeto que inspiraba  la anfitriona frenó las protestas, pero ese impulso reprimido no hizo más que acumular la tensión. Al final estallaron las risas y fue una orgia de hilaridad.
En el centro Kurt Schwitters y a la  a la izquierda de la imagen: Hans Richter, la cara de medio perfil.


Viaje Dadá  a Praga, septiembre 1921

Raoul Hausmann y Kurt Schwitters hicieron un viaje a Praga con un programa anunciado como “Anti-Dadá-Merz”, donde recitaban sus poemas fonéticos. Les acompañaban Hannah Höch y Helma Schwitters.
Schwitters insistía en viajar en cuarta categoría, en trenes locales baratos que se detenían en todas las estaciones.
En el viaje de regreso, en una de las paradas,  Höch y Hausmann fueron a buscar alojamiento. Cuando regresaron a la estación, encontraron a Schwitters acuclillado bajo una farola, terminando un collage con elementos recogidos en el anden entre la mugre.
De izquierda a derecha: Raoul Hausmann, Hannah Höch, Kurt Schwitters y al fondo; Helma Schwitters.



Berlin, 1920
Johannes Baader encima de una silla al lado de su ensamblaje Grandeza y miseria de Alemania, en el centro Kurt Schwitters, a su lado tres ejemplares de su libro A Anna Blume, al fondo hay unos carteles pegados en una columna de propaganda con el poema A Anna Blume. A la derecha Richard Huelsenbeck.
Richard Huelsenbeck no solamente dejó aclarada su antipatía hacia Schwitters en la introducción del Almanaque Dadá (Madrid, Editorial Tecnos, 1992, pág. 9)
“Dadá rechaza por principio y de manera enérgica trabajos como la célebre “Anna Blume” del señor Kurt Schwitters”
Y para matar dos pájaros de un tiro, utilizó a Schwitters para desacreditar al amigo de Hausmann y Oberdadá , Johannes Baader, en un artículo publicado en el Almanaque Dadá utilizando el seudónimo de Hans Baumann (pág. 28).
“…[Baader] Complacía a aquella parte del público que equipara el dadaísmo con la locura. Un Kurt Schwitters disfrazado de Salvador, un cerebro diletante con calzoncillos cósmicos.”

Tarde de corta y pega en el Club Dada de Berlin, 1919
No está claro quien empezó.  John Heartfield y  George Grosz comenzaron a hacer fotomontajes nada más conocerse. Hannah Höch y Raoul Hausmann también se apuntaron. Algún artista, dadaísta temporal, como Erwin Blumenfeld también se apuntó al corta y pega y el periodista norteamericano Ben Hecht cronista del Dada berlinés asiste como testigo a este encuentro.
A la izquierda tumbado en el sofá Erwin Blumenfeld, en el centro en una pequeña silla, George Grosz. Detrás de la mesa sentados, Raoul Hausmann y John Heartfield. Y de pie detrás de ellos; Ben Hecht y Hannah Höch.


En la primavera de 1920 en uno de los enfrentamientos entre la Liga Espartaquista (marxista)  y los Freikorps (paramilitares de extrema derecha) una bala perdida dañó el cuadro de Rubens “Bathsheba at the Fountain” en el Museo Zwinger de Dresde. El pintor expresionista Oskar Kokoschka que ejercía de profesor en la Academia de Artes Plásticas hizo un llamamiento a la ciudad de Dresde para que en el futuro, quien quisiera defender sus ideas políticas se alejaran del Museo.
George Grosz y John Heartfield dadaístas berlineses que militaban en la Liga Espartaquista no dudaron en contestar a Kokoschka y publicaron en la revista “Der Gegner” (El adversario) el artículo “Der Kunstlump” (la chusma del arte), exhortando a los ciudadanos a que se cuiden de los “colmillos del chupasangre” de Kokoschka.

Extracto del artículo:

     “Hay que estar en contra de la cultura y el arte”
El título de “artista” es un insulto.
La designación “arte” es una anulación de la igualdad humana.
La deificación del artista equivale al autoendiosamiento.
El artista no está por encima de su entorno y de la sociedad  de quienes lo aprueban, pues su cabecita no produce el contenido de sus creaciones; tan sólo procesa (como un fabricante  de salchichas procesa la carne) la visión del mundo de su público.

De izquierda a derecha: George Grosz,  Oskar Kokoschka (sosteniendo el cuadro de Rubens)   y John Heartfield


Zurich, 1916
Lenin en su exilio suizo  vive en la miseria con su esposa Nadeshda Krupskaja en el número 14 de la  Spiegelgasse de Zurich a unos metros de la ruidosa Taverna para Artistas Cabaret Voltaire situada  en el número 1 de esta estrecha calle del casco antiguo.
Tzara no recuerda haberlo visto nunca en el Cabaret Voltaire, pero sí haber jugado con Lenin al ajedrez.
En la imagen, de izquierda a derecha: Marcel Duchamp, Alexander Bogdanov, Tristan Tzara, Vladimir Lenin, Max Ernst y  Dorothea Tanning


Agosto 1921, Max Ernst y Louise Straus Ernst convocan un encuentro Dada en el Tirol (Tarrenz, Austria). Acude su amigo de Colonia Johannes Baargeld y también Tristan Tzara con Maja Kruschk y Hans Arp. André Breton aparece más tarde, y antes el trio Ernst, Arp y Tzara editan la que consideran será la última publicación Dada, que lleva por título “Dada en el Tirol al aire libre de la guerra de los cantantes”, que sostiene Maja en  la imagen. En la portada debajo del título, que está escrito con letras al revés, se puede apreciar el collage de Ernst; “Preparación de pegamento a partir de huesos”.
De izquierda a derecha: André Breton, Hans Arp, Tristan Tzara, Johannes Baargeld y Max Ernst, al fondo Maja Kruschk y Louise Straus Ernst.


Man Ray no llevaba ni seis meses en París, cuando los dadaístas parisinos le organizaron una exposición (diciembre 1921) en la Librairie Six, que Soupault había abierto recientemente. Mientras Man Ray colgada sus obras en las paredes de la Librairie, entró un hombre que hablaba un excelente inglés (Man Ray apenas hablaba francés), este hombre resultó ser el compositor Erik Satie. Los dos salieron a tomar algo y por el camino pasaron delante de una ferretería, y con la ayuda de Satie, Man Ray compró una plancha, tachuelas y pegamento para pegar las tachuelas. Una vez pegadas en el centro de la plancha fotografió este nuevo objeto y se lo regaló a Soupault, a esta pieza la llamó Cadeau (Regalo).
Mientras Man Ray estaba de compras, Tzara y los demás dadaístas llenaron la sala de globos de forma que las obras quedaran ocultas y a una señal convenida en la inauguración, fueron descubriendo las obras reventando los globos con cigarrillos encendidos.

22 de julio de 1921, Man Ray llega a París.
El grupo Dada de Paris se reúne habitualmente en el Café Certa. Cuando Man Ray llega a París, Duchamp va a buscarlo a la estación y lo lleva directamente al Café Certa, donde el grupo decide convertir la ocasión en una “nuit blanche”.
De izquierda a derecha; Louis Aragon, André Breton, Georges Ribemont-Dessaignes, Phillipe Soupault y Tristan Tzara. En primer plano a la derecha Man Ray y Marcel Duchamp

Picabia  en Zurich, enero 1919
Después de una larga correspondencia con Tzara, Picabia por fin viaja a Zurich en enero de 1919.  Arp y Tzara visitaron a Picabia en su hotel, y cuenta Arp: “Cuando llegamos, estaba ocupado diseccionando un despertador despiadadamente, fue despiezándolo hasta encontrar el muelle, y lo arrancó con gesto triunfal. Interrumpiendo este trabajo un momento, nos saludó y enseguida imprimió en trozos de papel (en la imagen en la colcha) las ruedecillas, el muelle, las agujas y otras piezas secretas del reloj. Después las unió con líneas y acompañó el dibujo con comentarios que daban fe de un raro ingenio muy alejado del mundo de la estupidez mecánica”.
En la imagen de izquierda a derecha; Arp, Picabia y Tzara, que lleva en la mano un ejemplar de la revista Dada 4-5 mayo de 1919 con el dibujo de Picabia



Hugo Ball organizó junto a  Richard Huelsenbeck una velada expresionista en Berlín a primeros de mayo de 1915. Huelsenbeck ya cantaba “canciones para negros” y se acompañaba con un tambor.  A finales de mayo Ball y Emmy Hennings cruzaron la frontera de Suiza y fueron detenidos por llevar documentos falsos. Según la ficha policial, Hugo Ball (alias Höxter John y Ha Hu Baley) era escritor y Emmy Hennings (alias Editha von Münchhausen) era bailarina ocasional, pero se sospechaba que se dedicaba a la prostitución  y juntos propagaban ideas revolucionarias.
Aquí vemos el momento de la detención en la calle Spiegelgasee, en Zúrich, donde en unos meses se inauguraría la Taberna de Artistas Voltaire en la sala de “La Lechera”.


Raoul Hausmann cuenta en Courrier Dada sobre su encuentro con Kurt Schwitters lo siguiente: “Nos conocimos en 1918 en Berlín…Una noche, en el Café des Westens, Richard, el vendedor de diarios …, se acercó a mi mesa y me dijo: ‘Hay un señor que quisiera hablarle`. Lo acompañé. Me encontré con un hombre más o menos de mi edad, sentado en otra mesa. Tenía el pelo castaño, ojos azules, nariz recta, boca un poco débil, mentón poco enérgico. El hombre se puso en pie. ‘ Mi nombre es Schwitters, Kurt Schwitters`. Jamás lo había oído mencionar. Nos sentamos. Le pregunté: `¿Qué hace usted?` - `Soy pintor. Clavo mis cuadros´- me respondió….y me enteré de que el individuo también componía poemas. Me recitó varios….”
Schwitters quería ser aceptado en el Club Dadá, pero Huelsenbeck nunca lo aceptó, por lo que inventó su propio movimiento artístico: MERZ.
De izquierda a derecha ; Schwitters, Hausmann y Richard.



9 de abril de 1919, el último evento Dada en Zúrich en la espaciosa sala de conciertos Kaufleuten.
Arp y Richter pintaron un enorme telón de fondo, sonó música de Schoenberg, Satie y Hans Heuseer. Viking Eggeling pronunció una conferencia sobre arte abstracto. Se leyó un poema simultáneo de Tzara con veinte actores. Walter Serner pronunció una conferencia que cabreó al público y las alumnas de la Escuela de Danza de Laban bailaron coreografías abstractas.
Al fondo a la izquierda Walter Serner y Viking Eggeling, sobre el escenario el propio Rudolf von Laban, y sus alumnas; Susanne Perrottet, Mary Wigman y Sophie Taeuber con una máscara de Marcel Janco. Primer plano; Hans Arp, Tristan Tzara y Hans Richter que sostiene el cartel de la velada


Esta entrada la publicamos hace unos meses, pero la foto del personaje “del Vajo” era en realidad Laurence Olivier, acabamos de encontrar una referencia a “del Vajo” en el libro: Sarmiento García, José Antonio, Cabaret Voltaire, Cuenca, Ediciones de la Universidad Castilla la Mancha, 2016. Del Vajo es en realidad Julio Álvarez del Vayo y Olloqui, periodista en esa época que cubría la Guerra, fue diputado y Ministro en la II República Española, y a principio de los 70 fundó el FRAP pocos años antes de morir. La foto (personaje detrás de los cristales del balcón) corresponde a su estancia en Ginebra en la Liga de las Naciones como Ministro de Estado de la II República en 1936.
Hans Richter cuenta en Historia del dadaísmo, Buenos Aires, Ediciones Nueva Visión,1973, en el capítulo Vida privada en el café odeón, lo siguiente: “Por supuesto, a veces surgían complicaciones; por ejemplo, Emmy Hennings no llegaba a decidir si al fin y al cabo no debía preferir el bello y fogoso español del Vajo a Ball. Este los perseguía con un revólver en el bolsillo (según Emmy ) y los dos enamorados vinieron a esconderse en mi departamento, donde escaparon por muy poco a Ball. Como Emmy era incapaz de tomar una decisión por sí misma, Tzara y yo nos reunimos a fin de deliberar con respecto a esta discordia y por fin logramos convencer a Emmy que volviera junto a su triste caballero Hugo. Poco después se casaron.” 
Aquí vemos a todos los personajes, de izquierda a derecha: Emmy Hennings, Hugo Ball, Tristan Tzara, Hans Richter – sentado- y detrás de la ventana el fogoso y bello español del Vajo.


El Cabaret Voltaire cerró a principios de julio de 1916. En agosto Emmy Hennings , su hija Ammelie y Hugo Ball se marcharon a Vira-Magadino cerca del lago Locarno. Tzara escribió varias veces a Ball para que regresaran. Ball y Hennings no tenían dinero y Tzara había dejado de recibir dinero de su familia en Rumania. Esta imagen es un encuentro imposible para convencerles, precisamente ese día les visitaba Hermann Hesse. Ball regresó solo a Zurich el mes de octubre, todos eran pobres y estaban desesperados, pero Dada resurgió de las cenizas en la Galerie Dada.

DADA, Barcelona, 1916, de izquierda a derecha en el ring Walter Serner que hace de árbitro, a su derecha, primera línea de público; Norah Borges y  Guillermo de Torre. Púgiles: Arthur Cravan, John Heartfield, y George Grosz .

El grupo Neo DADA Gorgona (Zagreb 1959-1966) rinde homenaje a los dadaístas croatas y serbios (retratos de izquierda a derecha; Branko Ve Poljanski, Dragan Aleksić, Ivan Goll, Ljubomir Micić y Marijan Mikac.
Sobre el Grupo Gorgona:
http://www.avantgarde-museum.com/…/…/authors/gorgona~pe4511/
Publicación Zenit y DADA en la ex Yugoslavia
http://www.avantgarde-museum.com/…/col…/authorszenit~pe4393/

Hugo Ball al piano, Marcel Janco, Richard Huelsenbeck y Tristan Tzara a punto para recitar el poema simultáneo “L'amiral cherche une maison à louer”, esta noche Lenin ha venido al Cabaret.

Julio de 1916, hace calor, invitados por Joan Salvat-Papasseit (en el centro en primer plano) , Hugo Ball y Emmy Hennings (derecha) vienen a pasar unos días en Montserrat (50 Km NO de Barcelona), casualmente Arthur Cravan (izquierda)  entrena por allí cerca. Tristan  Tzara y Max Ernst también se apuntan.

Kurt Schwitters posa para un fotógrafo junto a unos desconocidos mientras recita la Ursonate en una calle de París


Mercadillo de revistas Dada (y III)
Esta última serie va dedicada a los editores de publicaciones periódicas dadaístas, este es el último grupo; Dada-París (los anteriores correspondías a Alemania, Suiza y Holanda, USA y Serbia) . Y es el final de  todas las series de fotomontajes. 
Encuentro de editores de publicaciones DADA (y III): De izquierda a derecha, las revistas entre paréntesis; en primer lugar bailando con una acompañante Pierre Albert-Birot (Sic). En la pared de la izquierda vemos el cuadro La tour rouge de Robert Delaunay.  Louis Aragon, Andre Breton y Philippe Soupault (Littérature), Amédée Ozenfant (L’Élan), Paul Eluard (Proverbe), Francis Picabia (291,391, Cannibale), de pie detrás al lado de la puerta Florent Fels (Action), Arthur Cravan ( Maintenant), Tristan Tzara (Dada, Le cœur a Barbe), Georges Ribemont-Dessaignes (no ha traido su publicación SO4H2, pero sí una edición del libro de Iliad – Lidantu Faran, del que hizo la introducción), Celine Arnauld (Projecteur), René Crevel (Aventure) y Paul Dermée (Z).
Todas estas publicaciones se pueden consultar en The International Dada Archive at the University of Iowa Libraries .


Mercadillo de revistas Dada (II)
Esta última serie va dedicada a los editores de publicaciones periódicas dadaístas  que iremos distribuyendo en varios grupos,  (la anterior correspondía a Alemania, Suiza y Holanda, en esta hay restos de Alemania, Usa, Serbia…) y que esperemos sea el final de todas las series de fotomontajes. 
Encuentro de editores de publicaciones DADA (II), en primer lugar de pie Walter Serner, que viene de visita y ha dejado una pila de libros encima de la mesa, el de arriba  “Letzte Lockerung: Manifest Dada” (Ultima relajación: Manifiesto Dada), traducido aquí como Manual para embaucadores (o aquellos que quieran llegar a serlo).
Y ahora sí de izquierda a derecha,  la publicación entre paréntesis, : Wilhelm Uhde (Die Freude), Malcon Cowley (Aesthete 1925), Paul Rosenfeld (MSS), Henri-Pierre Roché y Beatrice Wood (Blindman), Hans Goltz (Der Ararat), detrás en la puerta; Ljubomir Micic (Zenit) y Serge Charchoune (Perevoz Dada).


Mercadillo de revistas Dada (I)
Esta última serie va dedicada a los editores de publicaciones periódicas dadaístas, que iremos distribuyendo en varios grupos, y que esperemos sea el final de todas las series de fotomontajes. 
Encuentro de editores de publicaciones DADA (I), de izquierda a derecha, la publicación entre paréntesis: F.W. Wagner  (Der Zweemann), Walter Hasenclever (Menschen), Friedrich Hollaender (Neue Jugend), Theo van Doensburg- de pie -  (De Stijl y Mecano), Hans Richter ( G), detrás de él al lado de la puerta; John Heartfield, Wieland Herzfelde y George Grosz (Die Pleite y Jedermann sein eigener Fussball), al lado de Richter, Kurt Schwitters (Merz), Raoul Hausmann (Der Dada y Freie Strasse), Hugo Ball (Cabaret Voltaire) y Johannes Baargeld (Die Schammade).
La tela está confeccionada con restos de retales de Sonia Delaunay


Apartamento de los Arensberg  (1915-1917)
El 15 de junio de 1915 Duchamp zarpó en el Rochambeau en dirección a Nueva York, llevaba una botella de aire de París como regalo a sus anfitriones, el matrimonio Walter y Mary Louise Arensberg. A Duchamp le precedía la fama y el escándalo de la exposición Armory Show de 1913. Se estableció al principio en el apartamento de los Arensberg, que se convirtió en el centro Dada de Nueva York con Duchamp como sumo sacerdote, aparecieron poco después la gente de Picabia de Barcelona; Picabia , Cravan, Gleizes y otros. Durante estos años, el apartamento de los Arensberg sirvió casi todas las noches como un lugar de encuentro para artistas, intelectuales y escritores, entre ellos vemos de izquierda a derecha:
Segunda fila de pie: Charles Demuth , Pitts Sanborn y a su derecha Elsa von Freytag-Loringhoven, que sostiene en su mano izquierda la botella de aire de París, que brilla e ilumina la estancia.
Sentados de izquierda a derecha: Edgard Varèse, Beatrice Wood, , William Carlos Williams, Albert Gleizes, Elmer Ernst Southard, Francis Picabia, Charles Sheeler. Detrás al fondo: Walter Conrad Arensberg   y Marcel Duchamp.
Grupo de la derecha: Morton Schamberg, Wallace Stevens, , Joseph Stella, Carl Van Vechten. En el sofá; Mary Louise Arensberg. En frente de ella; Henri-Pierre Roché y a la derecha del todo Arthur Cravan con Nina Loy.


Avant DADA, New York 1913
Alfred Stieglitz (Galeria 291)  y los organizadores de la exposición Armory Show , en la sala cubista el día antes de la inauguración.

Exposición Internacional de Arte Moderno, conocida como Armory Show, celebrada en la Armería del Regimiento 69, situado en Lexington Avenue de New York (17 de febrero y el 15 de marzo de 1913. El contraste del provincianismo norteamericano con la vanguardia europea, un auténtico choque cultural. Se expusieron 1.250 pinturas, esculturas y obras decorativas de más de 300 artistas, de la que un tercio venía de Europa. Los artículos de prensa se llenaron con acusaciones de charlatanería, locura, inmoralidad y anarquía, y también con parodias, caricaturas y burlas. El presidente Theodore Roosevelt declaró refiriéndose al arte moderno, That's not art!!! (Eso no es arte).
Pero con esta exposición, la organización de la misma la Association of American Painters and Sculptors (Walter Pach, Arthur Bowen Davies y Walt Kuhn) hizo entrar el el siglo XX a la cultura norteamericana.

Personajes de izquierda a derecha: Walt Kuhn, Arthur Bowen Davies, Alfred Stieglitz y Walter Pach.

Obras del rincón cubista, de izquierda a derecha:  Raymond Duchamp-Villon, La Maison Cubiste (Projet d'Hotel), Marcel Duchamp Nude (Study), Sad Young Man on a Train, Albert Gleizes, l'Homme au Balcon,  Marcel Duchamp, Nude Descending a Staircase, No. 2 y  Alexander Archipenko, La Vie Familiale.


El deseado y esperado Tristán Tzara llega por fin  a París procedente de Zurich el  17 de enero de 1920, el equipo directivo de la revista Littérature al completo va a su encuentro,  en el anden Picabia en coche con los directores de  Littérature ; Louis Aragon, Andre Breton, y Philippe Soupault.
Enseguida se organiza el primer acto Dadá. El “Premier Vendredi de Littérature” tiene lugar inmediatamente, el 23 de enero, y Tzara lee un discurso de Léon Daudet al mismo tiempo que fuera de escena suenan timbres que impiden oir lo que dice, se provoca un enorme escándalo. El poeta Paul Éluard se integra en el grupo a raíz de este espectáculo, sumándose al núcleo formado por los directores de Littérature y su amigo Fraenkel y Picabia, los esposos Paul Dermée y Céline Arnauld y Georges Ribemont-Dessaignes que serán los principales protagonistas de Dadá en París.


Kurt Schwitters recitando  el poema WW en el atelier de Peter Röhl durante el Congreso de los  Constructivistas y Dadaístas en Weimar, septiembre de 1922.
Hans Richter cuenta en el documental Dada à Berlín  del L'institut National De L'audiovisuel de Francia (se puedevisionar en una entrada de este muro)  que estando en el atelier de Röhl, aparece de detrás de una puerta un hombre enorme con un cartón delante y uno detrás como un sandwich man con una enorme W y empieza a declamar el poema: W  W P  B  D Z  F  M  R  F      R  F T  Z  P  F    T  Z  P  F M  W  T R  F  M  R R  K  T      P  C  T S  W       S  W K  P  T F          G    K  P    R          Z K  P  T  R  Z  L T    Z  P  F          T  Z  P  F H  F  T  L. Quedaron todos estupefactos, cuando finalizó saludó inclinando la cabeza.  Era la primera vez que Richter tenía contacto con Schwitters, tres años después y otras más veces lo visitó en Hannover.
A la izquierda los profesores de Bauhaus: Josef Albers, Hinnerk Scheper, Georg Muche, László Moholy-Nagy, 
Schwitters recitando WW y de Izquierda a derecha: En el suelo: Werner Graeff and Hans Richter, que queda oculto. Sigue Nelly van Doesburg, Theo van Doesburg (con un papel en la cabeza), Tristan Tzara, detrás;  Hans Vogel,Peter Röhl (con un tubo de cartón en la boca), Sophie Taeuber,Hans Arp



Con una tartana y una orquesta de músicos con chistera Dada de Berlin vende la revista “A cada uno su propio balón de fútbol”.
De izquierda a derecha: John Heartfield, Erwin Piscator, Wieland Herzfelde, Salomón Friedlaender (Mynona), Richard Huelsenbeck, dentro de la tartana; Karl Nierendorf y Walter Mehring, de pie fumando en pipa; George Grosz, detrás banda de músicos con chistera.
Mientras Baader y Hausmann organizan el Club Dadá de Berlin y dirigen los últimos números de la revista “Freie Strasse”, que en diciembre de 1918 publica su décimo número, el círculo en torno a la editorial Malik fundada por los hermanos Herzfelde (Wieland y Helmut - John Heartfield-) publican la revista satírica “Die Pleite”. Cuando, ésta es prohibida por sus virulentos ataques contra el gobierno socialdemócrata, en febrero de 1919, deciden publicar otra revista aún más provocadora, la revista satítrica “Jedermann sein eigener Fussball”,( A cada uno su propio balón de fútbol ). La revista tenía cuatro páginas y contenía un total de ocho fotografías, entre ellas dos fotomontajes de John Heartfield, en la portada aparece el fotomontaje de Heartfield con el título "Wer ist der Schönste?" (¿Quién es el más guapo?), un supuesto concurso de belleza entre los miembros del Gobierno, cuya imagen aparece desplegada en un abanico, aparecen también seis dibujos de George Grosz. El primer y único número de la revista se publicó el 15 de febrero de 1919 que, en un genial golpe publicitario, consiguen vender en plena calle, eludiendo la censura, en ese momento. En una versión modesta del paseo de Marinetti en coche por Berlín lanzando octavillas con manifiestos futuristas en 1912, los dadaístas organizan una comitiva en torno a una tartana, con los redactores vendiendo la revista a pie, acompañados por una orquesta de viento vestida con traje y chistera.
En sus paginas se encuentra “El coito en Dreimäderlhaus" de Walter Mehring, Dreimäderlhaus era una opereta popular de la época. La revista es una de las más abiertamente políticas de las creadas por los dadaístas. Se halla claramente influida por el hecho de que, pocas semanas antes de su publicación se había reprimido la rebelión de los comunistas berlineses, y ejecutado a Karl Liebknecht y Rosa Luxemburgo.
La revista es prohibida por su apoyo a la revolución de Baviera y algunos de los redactores son perseguidos judicialmente (la revolución espartaquista acaba de ser sofocada por los más brutales medios y el gobierno socialdemócrata suprime la libertad de expresión).
El proceso a Maurice Barrès, el principio del fin de Dadá en París.
Una noche algunos dadaistas reunidos en un café en el Boulevard de Montparnasse  hablan y discuten sobre accidentes, robos y crímenes de la semana y de pronto surge una animada discusión acerca de Barrès. (Barrès es un personaje muy influyente de la derecha nacionalista, tradicionalista y militarista, máximo exponente del  yoísmo y antisemita en la Francia de entreguerras).
Como en la discusión son se pusieron de acuerdo, se decidió ampliar el debate y nombrar un tribunal para hacer un juicio a Barrès, se nombró un presidente (André Breton),  dos asesores (Theodore Fraenkel y Pierre Deval), un fiscal (Georges Ribemont-Dessaignes), Louis Aragon y Philippe Soupault se declararon dispuestos a defender Barrès.
El 13 de mayo de 1921 se constituyó el Tribunal Revolucionario Dadá, el presidente, fiscal y los abogados llevaban un guardapolvo blanco y unos birretes rojos para el Presidente y el fiscal y negro para los abogados (en la percha a la izquierda). El juicio se celebró en el comedor de la Sociedad Científica del número 8 de la Rue Danton en París.
Como Barrès no quiso acudir al juicio, se le representó con un maniquí. Actuaron como testigos Tzara, Péret, Drieu la Rochelle, Jacques Rigaut.  Péret disfrazado de soldado y hablando con fuerte acento alemán fue el principal testigo de la acusación. Actuaron como jurado doce miembros del público. Las Actas de acusación y los interrogatorios fueron publicados en el número 20 –agosto 1921 - de la revista Littérature que editaba Luis Aragon.
Después de dos semanas Barrès fue condenado por “Delitos contra la seguridad del espíritu” a 20 años de trabajos forzosos. Cuentan que Barrès se ausentó de París durante esta época, ya que la prensa informaba periódicamente de las sesiones de este juicio ficticio.
Pero todo este evento marcó una discrepancia significativa entre, por una parte,  los líderes de la revista Littérature (Aragon, Breton y Péret) y por otro Tazara y sus amigos que rechazaban cualquier forma de justicia, incluso la organizada por Dadá (ver la entrada: Breton ataca a DADA, en este muro). 
En esta imagen minutos previos a la celebración del juicio en una habitación anexa a la sala encontramos de izquierda a derecha: Louis Aragon, maniquí que representa a Barrès, Breton, Georges Ribemont-Dessaignes, Benjamin Péret, Drieu la Rochelle , Tristan Tzara, Jacques Rigaut y sentado Philippe Soupault.


DADA DAMEN - 100 JAHRE DADA
Mujeres Dadá celebran el centenario del Cabaret Voltaire en la explanada de la estación central de Zurich.
De izquierda a derecha.
Primera fila abajo: Sonia Delaunay  sosteniendo el pendón, Sophie Taeuber, detrás Beatrice Wood, Florine Stettheimer, Hannh Höch, detrás Clara Tice, Bronia Pelmutter, Mabel Dodge, Mina Loy, Kate Steinnitz, en medio de ellas sentada Juliette Roche y  Suzane Duchamp, encima del banco en plan pose Elsa von Freytag-Loringhoven, debajo de pie Katherine Dreier  y sentada en el banco Alice Bailly.
Segunda fila arriba: Céline Arnauld ,Mary Wigman, Louise Norton, Katherine Rhoades, Germaine Everling, Toyen (Maria Cervinova), Gabrielle Buffet, Emmy Hennings, Nelly van Doesburg.

En la Galería Dalmau de Barcelona se celebró una exposición de Picabia, del 18 de noviembre al 8 de diciembre de 1922, con 46 obras consideradas mecanomorfas, que podrían definirse como transposiciones abstractas de experiencias íntimas. André Breton escribe el texto del catálogo de la exposición y viene a Barcelona para la inauguración. El día antes, 17 de noviembre, pronuncia una conferencia en el Ateneo con el título “Caracteres de la evolución moderna y de lo que la conforma”.
Según Hans Richter en su historia del dadaísmo,” …Bretón encontró una “célula” Dadá aún activa, integrada por Jacques Edwards, Guillermo de Torre, Lasso de la Vega y Cansinos Assens, quienes se negaban a aceptar que el Dadá de París hubiera terminado.” No es muy fiable esta cita, pero hemos querido colocar en la Galería Dalmau a algunos de ellos.
De izquierda a derecha; André Breton, sentado Guillermo de Torre, detrás de él, Rafael Cansinos Assens, de pie,  Jacques Edwards y sentado Francis Picabia.

Descanso y ensayo  en el rodaje de Vormittagsspuk (Ghosts before breakfast, fantasmas antes del desayuno) de Hans Richter, 1928.
Richter en negativo en la mesa de la derecha.


Transformación del Aubette en Estrasburgo  (1926-1928) a cargo de Sophie Taeuber-Arp, Hans Arp y  Theo van Doesburg, (en este orden en la imagen) esta sala es el restaurante, baile y cine a la vez. Ha sido considerada como la Capilla Sixtina de arte abstracto.
En la pantalla, fotograma de  Ghosts before breakfast (1928) de Hans Richter, también se han escapado unos sombreros de la película.
Ver otras salas y más info: https://fr.wikipedia.org/wiki/Aubette_(Strasbourg)


Picabia tenia fama de escaquearse de muchos acontecimientos DADA y en la guerra fratricida. que inició Bretón contra Tzara optó por los dos bandos, no apoyando a uno sino más bien traicionando al otro. En noviembre de 1924 convence a Duchamp y Dermée y crea con ellos un nuevo movimiento artístico: el instantaneísmo. El número 19, último número de 391, está dedicado a este nuevo movimiento, que duró lo que se tarda en leer 391 y tirarlo al suelo, como vemos en la imagen.
Vieja fachada de la Columnata del Louvre, Francis Picabia en un coche roto, detrás Marcel Duchamp, elegante, acaba de llegar de New York y encima de lo que queda del capó Paul Dermée.
El número 19 de 391 se puede descargar aquí:

Todos quieren un retrato.
Sala de espera del estudio de fotografía de Man Ray.
De izquierda a derecha: Le Corbusier, detrás Fresh Widow  de Duchamp, Antonin Artaud. Dentro  de pie Man Ray y sentado André Breton. Coco Chanel,  Ernest  Hemingway, Pablo Picassso, Luis Buñuel, Jean Cocteau y Tristan Tzara


Hiperinflación en la República de Weimar, 1923.
“El 1 de noviembre de 1923, una libra de pan costaba 3.000 millones de marcos.”
Una mujer busca trabajo, unos mutilados de guerra intentan vender alguna cosa, un hombre con dos ayudantes transporta miles de millones de marcos para ir a comprar, George Grosz prepara el cuadro “Inflation

Visita al Abstract Cabinet de El lissitzky (1927).
De izquierda a derecha: Lázar Márkovich Lisitski (El Lisitski), al fondo en la pared, doble retrato de Schwitters que Lisitski realizo en 1922 superponiendo dos capas de negativos, László Moholy Nagy y en primer plano a la derecha Nelly y Theo van Doesburg.

Congreso de los  Constructivistas y Dadaistas en Weimar, septiembre de 1922.
De izquierda a derecha: Kurt Schwitters, Hans Arp, Max Burchartz, Lotte Burchartz, Hans Richter, Nelly van Doesburg, Cornelis van Eesteren, Theo van Doesburg, Peter Röhl, Alexa Röhl, Werner Graeff después le siguen algunos de los profesores de la Bauhaus en este orden;  Georg Muche, László Moholy-Nagy, Herbert Bayer, Joost Schmidt, Walter Gropius, Marcel Breuer, Vassily Kandinsky, Paul Klee, Lyonel Feininger, Gunta Stölzl y Oskar Schlemmer. A su derecha detrás unas cuantas chicas de cabaret, detrás de ellas una maqueta gigante del proyecto de Vladímir Tatlin, Monumento a la Tercera Internacional.
Al fondo el edificio del  Grand Ducal Museum  que actualmente es el  Neues Museum Weimar de arte contemporáneo.

Congreso de los  Constructivistas y Dadaistas en Weimar, septiembre de 1922.
Foto de grupo: en las escaleras del edificio del  Grand Ducal Museum  de Weimar:
Un pintor dominguero aprovecha la pose para la foto y realiza una pintura rápida para un concurso:
De izquierda a derecha, fila superior: Max and Lotte Burchartz, Peter Röhl, Vogel, Lucia and László Moholy-Nagy, Alfred Kemeny. Fila del medio: Alexa Röhl, El Lissitzky, Nelly and Theo van Doesburg, Sturtzkopf.
Fila inferior:  Werner Graeff, Nini Smit, Harry Scheibe, Cornelis van Eesteren, Hans Richter, Tristan Tzara, Hans Arp.

Breton ataca a DADA
6 de julio de 1923, en el teatro Michel de París, Gran función DADA, con música de Satie, danzas con vestuario de Sonia Delaunay, decorados de Van Doesburg y Granovsky, películas de Hans Richter y Man Ray, poemas fonéticos de Illiazde y en el centro de la velada la pieza de Tzara (izquierda de la imagen); el corazón a Gas.
Cuando empieza El corazón a Gas, airadas protestas desde la platea, Bretón sube al escenario y ataca a los actores, que trabados en sus trajes de Delaunay, hechos de cartón rígido, no pueden huir. Bretón (parte superior derecha)  abofetea a Crevel (en el suelo a la derecha), y de un bastonazo le rompe el brazo a Pierre de Massot (con disfraz y sombrero).  Aragón (derecha de pie con un bastón) y Benjamin  Peret (a la izquierda con un bastón en alto), se unieron a Bretón. El público por fin reaccionó y  apaleados y arrastrados  fueron expulsados. Eluard (abajo a la izquierda) amigo de Tzara subió al escenario para ayudar, pero el público pensando que era un nuevo agresor se lanzó sobre él.


“Quelques Présidents et Présidentes DADA” por Tristan Tzara
Publicado en la revista Dada, No. 6 (Paris, March 1920) ("Bulletin Dada")

Reunión en Barcelona de la mayoría de  Presidentes y Presidentas DADA en el Pabellón Alemán,  diseñado por Ludwig Mies van der Rohe para  la Exposición Internacional de Barcelona que se celebró en Montjuïc en 1929.
De izquierda a derecha de abajo a arriba :
Primera fila abajo: de pie,  J -M. Junoy, Francis Picabia, André Breton, Suzanne Duchamp, H. Richter, Georges Ribemont – Dessaignes, Alexandre Archipenko.
Segunda fila: Alice Bailly,  Max Ernst, Louis Aragon, R. Huelsenbeck, Paul Dermée (con raqueta de tenis), Raoul Hausmann, Georges Grosz, Céline Arnauld, , J. Heartfield, Arp, Cansinos  Assens, Marcel Duchamp, Walter Conrad Arensberg.
Tercera fila: Mabel Dodge , Pierre-Albert Birot, Jean Crotti, Gabrielle Buffet, Sophie Taeuber, Théodore Fraenkel, Augusto Giacometti, Jacques Edwards, Walter Mehring, Guillermo de Torre, Arthur Cravan, Baader, Ferdinand  Hardekopf, Julius Evola, Germaine Everling.
Cuarta fila: René  Hilsum, Mina Loy, Vincente Huidobro, Vincente Huidobro, Franz Jung, Walter Serner. Francesco Meriano, Clément Pansaers, Christian Schad, Arthur Segal, Schwitters, Katharine Nash Rhoades, Walter Pach, Miss Louise Norton,  0tto Flake.
Quinta fila: Alfred Vagts, Tristan Tzara, Edgar Varèse, Mary Wigman, Philippe Soupault, Igor Stravinski, Alfred Stieglitz, Carl Einstein, Paul Eluard.


Hans Richter cuenta en  Historia del dadaísmo, Buenos Aires, Ediciones Nueva Visión,1973, en el capítulo Vida privada en el café odeón, lo siguiente: “Por supuesto, a veces surgían complicaciones; por ejemplo, Emmy Hennings no llegaba a decidir si al fin y al cabo no debía preferir el bello y fogoso español del Vajo a Ball. Este los perseguía con un revólver en el bolsillo (según Emmy ) y los dos enamorados vinieron a escondersee en mi departamento, donde escaparon por muy poco a Ball. Como Emmy era incapaz de tomar una decisión por sí misma, Tzara y yo nos reunimos a fin de deliberar con respecto a esta discordia y por fin logramos convencer a Emmy que volviera junto a su triste caballero Hugo. Poco después se casaron.” 
Aquí vemos a todos los personajes, de izquierda a derecha: Emmy Hennings, Hugo Ball, Tristan Tzara, Hans Richter – sentado- y detrás de la ventana el fogoso y bello español del Vajo.


Excursión Dada a Saint-Julien-le-Pauvre
En una reunión presidida por Picabia, los dadaístas de París decidieron organizar una excursión el 14 de abril de 1921 y como punto de reunión se escogió Saint-Julien-le-Pauvre, casi frente a Notre-Dame. Picabia como siempre se escaqueó al final.
En el manifiesto previo  de la convocatoria se decía: “Hoy, a las 15:00 horas, en el jardín de la iglesia de St-Julien-le-Pauvre, Dada [...] se extiende una invitación gratuita a sus amigos y enemigos a unirse a ella en visitar edificios de la iglesia. No va a ser una manifestación anticlerical, como uno se inclinaría a creer, sino más bien una nueva interpretación de la naturaleza aplicada esta vez no para el arte, sino a la vida.”
A medida que se distribuyeron copias del manifiesto, gritaron insultos o lemas provocativos a los transeúntes. La convocatoria fue un fracaso total, llovió, no acudió nadie y se decidió no renovar tales experiencias.
Nos ha quedado esta foto con el fondo de Notre-Dame. De izquierda a derecha; Jean Crotti, Georges D'Esparbès, André Breton, Georges Rigaud, Paul Eluard, Georges Ribemont-Dessaignes, Benjamin Péret, Théodore Fraenkel, Louis Aragon, Tristan Tzara, Phillippe Soupault



Marcel Duchamp en Berlín.
Duchamp intentando convencer a John Heartfield  para que abandone el fotomontaje político y se pase a los ready-made.
Ver más sobre John Heartfield   en http://www.merzmail.net/heartfield.htm



George Grosz pinta en vivo y en directo la marcha de los veteranos de guerra en  Wittenbergplatz en Berlin el 1 de mayo de 1919 . El cuadro se puede ver en la imagen de la Erste Internationale Dada-Messe, Berlin 1920.
 (foto de fondo de Willy Römer)

Circo DADA
Disfraces, maniquís,  títeres y otros trastos.
De izquierda a derecha: en la parte superior John Heartfield y Rudolf Schlichter. Prussian Archangel, 1920. Debajo disfraz de Sonia Delaunay para Tristan Tzara para la obra  Le Coeur à gaz, Soirée du Coeur à barbe, 1923.  Y a su derecha en una mesa,  Raoul Hausmann Mechanischer Kop, Cabeza mecánica, el espíritu de nuestro tiempo, 1919.
En el escenario; Man Ray, Coat-stand, 1920. George Grosz y John Heartfield, Der wildgewordene Spiesser Heartfield. Elektro-mecanische Tatlin-Plastik (El pequeño  Burgués, Heartfield se ha vuelto loco) y Sophie Taeuber Arp, marioneta 5.
En el suelo; Alfred Jarry, Ubu Roi, 1896. Hugo Ball, 1916 y al lado de la escalera Johannes Baader présenta un ensamblaje monumental Deutschlands Grösse und Untergang (Grandeza y fatalidad de Alemania), 1920. 


DanzaDADA
Josephine Baker baila con Raoul Hausmann en la sala número uno de la Berlinische Galerie en la Erste Internationale Dada-Messe, Berlin 1920.
George Grosz se los mira con cierta desconfianza.

PropaganDADA
En el centro un poco retrasado John Heartfield  que viene de colocar el cartel con la frase de Vladímir Tatlin  “El arte ha muerto, Viva el nuevo arte mecánico” en la cornisa del Dorado se dirige al grupo de George Grosz disfrazado de muerte, Richard Huelsenbeck, Raoul Hausmann y Johannes Baader.
A la izquierda dos mujeres del barrio.
Al fondo  El Dorado de Berlín, local de ambiente LGBT.  Otto Dix  pintó en 1927/28 el tríptico Großstadt en el que se puede ver el ambiente del local.


Erste Internationale Dada-Messe, Berlin 1920
(Primer Encuentro Internacional Dada)
30 de junio, hace calor, George Grosz piensa donde colocar el último cartel unas horas antes que se inaugure la exposición, Kurt Schwitters que no ha sido invitado está solo en el umbral de la puerta de la otra sala.
“Dadá rechaza por principio y de manera enérgica trabajos como la célebre “Anna Blume” del señor Kurt Schwitters”
Richard Huelsenbeck, mayo 1920 (publicado en la introducción del Almanaque Dadá.
Richard Huelsenbeck: Almanaque Dadá, Madrid, Ed. Tecnos, Col. Metrópolis, 1992.

Paris, 1920
Encuentro fortuito en París, 1920.
A la izquierda al final, en la puerta Paul Eluard y Nusch. Mesa de la izquierda en primer plano; Nelly van Doesburg con Piet Mondrian y Hannah Höch. A la izquierda de Mondrian en la mesa de atrás, André Breton, a su izquierda una mesa más atrás Tristan Tzara. Al fondo del todo detrás de Hannah, Gala y Dalí. Al lado de Hannah, de pie Johannes Baader disfrazado de personaje medieval, al fondo a la derecha sentado Raoul Hausmann, y a la derecha en primer plano Hugo Ball y Emmy Hennings.


Orquesta de balalaikas con máscaras de Marcel Janco ensayan para la función de la noche del Cabaret Voltaire mientras los dadaístas se toman unos vinos.
Primera mesa a la izquierda Hugo Ball y Marcel Janco, detrás de ellos Tristan Tzara, a su derecha Hans Arp, detrás Emmy Hennings con una muñeca Dada y  Sophie Taeuber-Arp, en la mesa de la derecha en primer plano Hans Richter, de pie detrás Richard Huelsenbeck

Hannover, Kurt Schwitters está enganchando en una  Columna de publicidad el cartel con el poema A Anna Blume,  Katherine Dreier y Marcel Duchamp disfrazado de Rrose Sélavy le acompañan y posan para el fotógrafo.
Ver una edición facsímile del cartel en castellano: http://annablumefanclub.blogspot.com.es/2012/05/anna-blume.html

DADA 1916-2016
Dadaistas regresan en metro después de UNA MAÑANA EN EL FLOHMARKT
(Flea market, Marché aux Puces , encants, el rastro) de Berlín.
Marcel Duchamp espera el metro fumando, por fin ha encontrado el Porte-chapeau y un taburete para su Roue de bicyclette en el que está sentado Man Ray, en el suelo está la plancha para hacer su Cadeau, Sonia Delaunay no ha encontrado nada interesante y fumando espera el metro, Raoul Hausmann le enseña Hannah Höch una cabeza de madera que ha encontrado para hacer su Mechanischer Kop y Kurt Schwitters recoge billetes de metro para sus collages Merz



MERZ y DUCHAMP
Kurt Schwitters haciéndose un selfie en un espejo en el Atelier de Duchamp con su nueva cámara Rolleiflex, Duchamp al fondo.
La foto del atelier es de 1917, la foto de Schwitters es real en un espejo del Yris Hotel  en Olden Nordfjord en Noruega, 1934. Y la foto de Duchamp es de Irving Penn, 1948.



Aunque Katherine Dreier visitó a Schwitters unos años antes, en 1929 le acompaño Marcel Duchamp, aquí lo vemos bajando las escaleras de la Merzbau en la casa de Schwitters en la Waldhausenstraße 5 de Hannover y pillándolos hablando alemán entre ellos como si tal cosa. 

Encuentro imposible: Kurt Schwitters pintando a Katherine Dreier y Marcel Duchamp en el Parque de Maria Luisa de Sevilla, 1929.

En el viaje que hicieron Katherine Dreier y Marcel Duchamp a Hannover para visitar a Kurt Schwitters en 1929, aprovecharon para visitar España, aquí los vemos en el Parque de Maria Luisa de Sevilla dándole de comer a las palomas.
Schwitters visitó Andalucía, Madeira y Marruecos en la primavera de 1932. Casi hay un encuentro MerzDuchampiano, sino en el tiempo sí en el espacio, en Sevilla, uno de los centros del universo.